Image Image Image Image Image

© Copyright 2019 Jose Arboleda

 

 

   

 

 

Scroll to Top

To Top

Proyectos

El Intronauta El Intronauta

En 04, feb 2019 | Sin Comentarios | En | Por Jose

El Intronauta

Todos los días venía al mundo para cumplir con sus deberes, pero no veía la hora de escaparse, por eso prefería perder la conciencia y si era posible la cordura. Pero un día encontró un lugar diferente, uno al que podía ir solo él y perderse sin temor a ser localizado por el más moderno de los dispositivos, un lugar mucho más grande que el universo, con más misterios que los que hay al interior de un hoyo negro y más confortable que cualquier lugar en el mundo. Con el tiempo se hizo el intronauta más experto navegando el espacio interior y dedicó su existencia a recorrerlo.

Mimicry y El Intronauta presentan la manera en la que entiendo mi relación con ese ser imaginario con el que hablo y eventualmente me oye, para algunos es Dios, mente, espíritu, ángel, universo… Para mí es la convivencia conmigo mismo. Digo convivencia porque así como hay conversación, también hay momentos de silencio; esta relación es fuerte cuando soy realmente capaz de soportarme, cuando no hace falta la distracción que el mundo me ofrece continuamente; así mismo, esta relación es débil cuando no me soporto, caigo en depresión, ansiedad o alguna emoción similar que me dificulta estar “en quietud” y me lleva a buscar estímulos externos.

El Intronauta es la personificación del estado de aislamiento, de separación con el mundo exterior para adentrarme en la convivencia conmigo mismo. El mundo no me enseñó a dedicarme tiempo y más bien me muestra la importancia de estar ocupado en asuntos de su interés. Poco o nada dedico a estar conmigo mismo. Sin embargo, el cuerpo y la mente me lleva continuamente a separarme de ese mundo externo, con el sueño, la embriaguez, las actividades de extrema adrenalina o simplemente con un libro, una película o unos audífonos. Aislarme del mundo es una necesidad fisiológica y psicológica, pues permanecer en perpetua vigilia llevaría a cualquiera a la enfermedad y la locura.

Dejar un comentario